para el gobierno, el trabajo no es prioridad

El trabajo no es prioridad…

A la degradación de Ministerio de Trabajo a Secretaría, se suma que el Secretario saliente “no tendrá reemplazo“.

el trabajo no es prioridad

Se precisan políticas para defender el trabajo y el trabajador argentino. El gobierno, al degradar los organismos encargados de protegerlo, adopta una estrategia dirigida a ganar competitividad a partir de cercenar los ingresos y los derechos de los trabajadores.

Con la sola excepción de la dictadura del General Onganía, desde 1949 en adelante el tema del trabajo requirió del Estado un puesto ministerial en la Presidencia de la Nación.

En su órbita, se hacen cosas tan importantes como regular y fiscalizar el cumplimento de los derechos de los trabajadores, proteger la igualdad de oportunidades y de trato, y se desarrollan acciones concretas para erradicar el trabajo forzoso, informal e infantil.

Pero no sólo eso: también interviene en las negociaciones y convenciones colectivas de trabajo, ejerciendo facultades de mediación y conciliación ante conflictos laborales. Ejerce el poder de policía en la inspección del trabajo, en especial los relativo a las condiciones laborales y al control del empleo no registrado.

Pero estos parece que fueron temas poco importantes para el gobierno, que primero decidió su degradación al pasarlo al rango de Secretaría y hoy -con la renuncia del que había sido Ministro, Jorge Triaca- comunicó a través del Ministro Dante Sica que el puesto vacante no será ocupado.

No es que vayamos a extrañar a Triaca: durante el periodo que fue responsable del área se deterioraron todos los indicadores laborales, se incrementó la desocupación y se enrareció el ambiente sindical con la persecución de los gremios más combativos. Como si todo esto fuera poco, su paso por elgobierno estuvo signado por una serie de escándalos que van desde acusacionesde nepotismo, desprolijas e irracionales intervenciones a sindicatos opositores, utilización de dineros públicos o sindicales para provecho propio, entre otras.

Pero lo que es preocupante es el mensaje político: a los trabajadores no sólo se los castiga con medidas económicas antipopulares, sino que también se quita poder a los institutos que deben defenderlos en empresas y fábricas. Urge que un gobierno popular retome la senda de proteger a los trabajadores y a la sinstituciones que los empoderan y les garantizan su dignidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: